Final de infarto en el Islas Canarias: Iván Ares gana en el CERA y Pepe López es campeón por 2º año consecutivo

El madrileño y su copiloto Borja Rozada logran el scratch de sus vidas en el TC-Plus para darle otro título a Citroën España, Pirelli y Sports & You

 

Los rallyes son siempre bonitos, pero pocas veces muestran su belleza y emoción como en el final del Rallye Islas Canarias. Iván Ares y David Vázquez han sido los ganadores dentro del apartado del Nacional de Asfalto, pero ha sido el TC-Plus donde se ha decidido todo el campeonato con un scratch brutal de Pepe López y Borja Rozada, que les ha servido para ser campeones por segundo año consecutivo junto con Pirelli, Citroën España y Sports & You. José Antonio Suárez/Alberto Iglesias han acabado en segunda posición, contentándose con el subcampeonato tras un heroico fin de semana mientras que Luis Monzón/José Carlos Déniz han acabado en tercera plaza.

 

 

Las matemáticas decidirían si el título del CERA 2020 caería en las manos de López o de Suárez. El asturiano debía, como mínimo, ser segundo y sumar dos puntos en el TC-Plus para empatar con el madrileño, lo cual le haría ganador ya que acabaría con superioridad de resultados – siendo mejor el cuarto puesto de Suárez en Ourense que lo que lograse López al reengancharse en el Islas Canarias tras su accidente en el primer tramo. Suárez, con una monta equivocada, perdió mucho tiempo en el bucle inicial, estando lejos de Ares, Solans o estrellas locales como Yeray Lemes y Luis Monzón.

 

 

De hecho, Ares y Solans estaban en otro mundo, siendo capaces de liderar por delante de todos los pilotos del ERC – de hecho Lemes llegó a situarse tercero. A pesar de su monta, Suárez fue marcando buenos tiempos y al final de la complicada y lluviosa primera etapa ya era tercero, aunque a un minuto de Solans y Ares que estaban en plena pelea por la victoria. La lluvia le jugó una mala pasada tanto a Suárez como a Solans, siendo Ares el que terminaba el día en primera posición absoluta. Cuarto era Monzón, quinto Lemes, sexto Enrique Cruz, séptimo Miguel Suárez octavo Surhayén Pernía, noveno Pep Bassas y décimo Toñi Ponce.

 

 

Solans tomaba el liderato del apartado nacional al comienzo de la etapa del sábado tras un mal tramo de Ares en Valleseco, donde Pernía adelantaba a Miguel Suárez – se confirmaban además varias bajas como la de Raúl Hernández, Kevin Guerra o Felipe Quintana tras decidir que no reenganchaban mientras que López, buscando la pelea hasta el final por el CERA, volvía a la carga.

 

 

El tramo de Gáldar fue el que desató el caos pues la lluvia lo convirtió en un tramo deslizante, con mucho barro, charcos y aquaplaning, provocando muchas salidas de pista, así como golpes con el guardarraíl para Efrén Llarena y Bassas (el mismo en ambos casos). Solans marcó el scratch, pero llevaba una rueda de repuesto y acabó el tramo con dos neumáticos pinchados. Ares tenía el liderato en sus manos, pero con los problemas de Solans Suárez veía la ocasión para colocarse segundo.

 

 

Solans necesitó unos minutos extra – 6 en concreto, con el consecuente minuto de penalización – pero logró estar listo para la salida de Moya 1. Montó el neumático de repuesto en la delantera derecha y la trasera izquierda pronto acababa en la llanta. Así hizo tanto el tramo de Moya como el de Arucas, logrando limitar daños sobre todo en Arucas donde más tarde tendría lugar el TC-Plus. Mientras tanto, Ares era líder con 45,8 segundos de ventaja sobre Suárez y más de un minuto sobre Monzón y Pernía, quien tenía en su estela a un Solans listo para remontar.

 

 

Ares tenía bastante atada la victoria, pero por detrás se preparaba una tremenda batalla por el S-CER con Solans tratando de adelantar a Pernía y este, respondiendo a los intereses de Hyundai de cara al título de marcas, aguantando al ex campeón mundial junior. En Valleseco parecía que Solans le arrebataría el cuarto puesto al cántabro (estando tercero un Luis Monzón que de manera desapercibida se mantenía en el título), pero en Gáldar Pernía lograba mejorar el ritmo del de Calm Competiciò. Más sorprendente aún fue que en Moya 2 lograse el scratch nacional (sólo superado por Mikkelsen), dejando a Solans, Llarena y Ares muy atrás.

 

 

Parecía que Suárez, además de ganar el rallye dentro del apartado S-CER, se llevaría el título con un tramazo espectacular en el TC-Plus, batiendo de lejos a rivales como Monzón, Lemes o Ares – este fue a conservar para así llevarse a casa la victoria dentro del CERA. No obstante, Pernía terminó su estelar actuación superando a Suárez por 1,1 segundos, poniéndole en el límite: si alguien más le superaba, el título quedaría en manos de López. Y el de Citroën no falló: fue a fondo en el tramo de su vida, no fallando un solo ápice para batir a Pernía por 4,4 segundos. Un scratch que le vale, por segundo año consecutivo, ser campeón de España, antes de que el CERA se convierta en Copa de España para 2021.

 

 

Ares lograba de este modo salir del Islas Canarias con una victoria con un minuto exacto de ventaja sobre Suárez y minuto y medio sobre el incombustible Monzón, que logra un nuevo podio 29 años después de su primera victoria en el CERA (Islas Canarias 1991), siendo además el que más podios ha conseguido en la prueba con ocho. Pernía acabó cuarto por delante de Solans (resultados pendientes), completando el Top 10 del CERA Cruz, Lemes, Miguel Suárez, Toñi Ponce y Efrén Llarena.